Páginas

lunes, 28 de febrero de 2011

El hipster será usted, abuelo


En Nueva York, Haley Joel Osment y Dakota Fanning sobreviven a una relación a distancia, entendiendo como tal el hecho de que vivan separados en un área metropolitana próxima, entre Nueva Jersey y Nueva York; ella, además, acompañada de su madre, que no logra congeniar con Haley. El principal medio de contacto entre ambos es el chat de Gmail. Ante la perspectiva de que Dakota pueda estar embarazada, barajan la opción de beber mucho zumo de naranja para provocarse un aborto natural. Luego Haley cambia de opinión y desea que su bebé le someta con un salmonete. En otra ocasión la pareja toma asiento en un río. Frente a ellos hay un montón de niños de unos ocho o nueve años, y de repente a ella se le ocurre gritar: ¡Chupapollas!”, a lo que los niños responden: “¡Callaos la puta boca!” Dakota Fanning, no lo hemos dicho, es la clase de persona que puede confesar a Haley cómo en cierta ocasión ayunó durante varios días, hasta que llegado el quinto, mientras leía un poema en el baño, se echó a reír y se le escapó una caca negra. Dakota Fanning, ante las quejas de su madre por no poder permitirse ropa nueva, le propone que robe las prendas metiéndoselas en la boca. Dakota Fanning está muuuy loca. Roba en American Apparel. Roba en Barnes & Noble. Haley Joel Osment le dice que tal vez precise tomar antidepresivos. En un momento en que se da cuenta de que ha engordado se provoca un vómito que le hace gritar tan fuerte como uno de esos halterófilos que se afanan en las competiciones del hombre más fuerte del mundo y levantan un coche. Pero Haley Joel Osment no le anda a la zaga. Eso dice el narrador. A Haley y Dakota les gustan las bromas escatológicas. Ambos mantienen conversaciones extrañas. Como si llevasen un colocón muy jodido de Orfidal...

El resto del ensayo, este mes en: "TAO LIN CONTRA TODOS, YOU FUCKING HIPSTERS! (Pistas para evitar posibles malentendidos entre futuros críticos de 'Richard Yates' (Alpha Decay, 2011) que, entrados en la senectud, deseen conocer lo que se cuece entre la muchachada yanqui)". Quimera 328, marzo de 2011.


5 comentarios:

txe dijo...

a mi el anterior no me gustó, de Tao Linn. Espero que mole más ¿ha dejado del rollo Off Beat ese? ¿qué era eso?

Ibrahim B. dijo...

Bueno, ya sabes cómo va esto de las generaciones, además que, si mal no recuerdo, Offbeat ni siquiera tenía rasgos temáticos o formales reconocibles sino que era algo más mercadotécnico. A mí RY me resulta emocionalmente más impactante que EEE. Aquí ya no hay delfines ni osos habladores.

J. G. dijo...

la Quimera y sus alegres amigos

perdón mi hipocresía, también soy lector

Ibrahim B. dijo...

qué?

J. dijo...

hahaha, meet the conspiranoicos


they're coming