Páginas

martes, 23 de febrero de 2010

Facebook: el abismo del relato fragmentario

Para el maximalismo norteamericano y todo lo que ha venido después —hasta Los muertos—, el storytelling, los lugares comunes y gags audiovisuales implicaron una suerte de disrupción a la hora de resituar la genealogía del relato: la inspiración no provenía ya de Sade, provenía de Tarantino. Fenómeno trendy (o no), reverso optimizado del (mal) chiste también conocido como microrrelato, en la actualidad nos es posible intuir que la proliferación de webs presuntamente ingeniosas en Facebook podría llegar a ser un paso más allá en el eterno proceso de solapamiento entre la masscult y la producción intelectual sofisticada, en la medida que semejantes webs parten como guerrilla de ideas, de manera anárquica, directamente del anonimato: lo que en la red social primero fue reflejo del principio ontológico de la distinción (ser fan de XXX como distintivo o construcción o reafirmación identitaria), ha pasado a convertirse en gesto de reconocimiento al ingenio del desconocido que percibe nuevos lugares comunes, más o menos inéditos en las producciones audiovisuales, y por supuesto en literatura: «enrollarte contigo mismo en el espejo», «señoras que roban flores del decorado urbano», «Moderno/as que llevan un iPod de 10 gramos y unos auriculares de medio kilo», «Hombres que llevan la mochila de la Barbie de sus hijas», «Dar un abrazo de consuelo y tener una erección», «Tocar el banjo en la mecedora del porche», «Usar metáforas innecesariamente complejas para explicar cualquier cosa», etcétera, es, si me lo permiten, la reducción al mínimo exponente del relato, lirismo hiperconcetrado, notas mentales o materia prima a partir de la cual desarrollar otras historias: la fragmentariedad no puede ir más allá. Aquí se acaba. Al margen, cualquier autor de ficción identifica en esta expresión de arte emergente el proceso convencional de creación, esto es, la percepción de la información por todos reconocible; un ejercicio que exige al ¿autor? entender como obra en potencia todos y cada uno de los estímulos sensoriales a los que se expone, si bien, en este caso el rédito simbólico es mínimo. Apenas un usuario más que es fan de tu web.

27 comentarios:

Vicente Luis Mora dijo...

Interesante: los grupos de facebook como nueva forma de cultura popular, de folclore colectivo. Luis Alberto de Cuenca suele recordar como el verso del soneto anónimo "No me mueve, mi Dios, para quererte", suele ser recordado como "No me mueve ni Dios para quererte". Idéntido desplazamiento semántico-formal mueve la mayoría de esos grupos inventados, en cuyas derivas lexicográficas late el zeitgeist de nuestro tiempo, como diría AJRSoria. Saludos.

Matzerath dijo...

Primero,: voy a chivarme a Javier Marías por eso de "disrupción", ¡qué será lo próximo! ¿"Bizarro" en el sentido de "raro"? Si es que estos estudiantes de Periodismo...

Segundo: la "fragmentariedad" es el futuro de la literatura (hasta que se pase de moda, claro). La narración es un petardo. Hoy en día, narrar es antinatural.

luna dijo...

Críticos que dicen: todo esto era soneto

Ibrahim B. dijo...

Sasto. Si Foster Wallace afirmaba que sus chistes eran meros artefactos lúdicos y consecuencia de las horas muertas viendo telebasura, los narradores enganchados a Facebook deberían dar cuenta de algo parecido. Con la salvedad de que mientras detrás de la televisión hay un equipo formado y organizado, aquí es, como bien dices, puro folclore; el génesis está en lo más bajo.



Sobre la fragmentariedad, tú lo has dicho Matz: hasta que se pase de moda. Lo antinatural no existe en literatura. Breve repaso de posts recientes: para mí es tan legítimo creer que el fragmento es el nuevo realismo porque en la vida real los acontecimientos no tienen planteamiento-nudo-desenlace, como asentir cuando Vonnegut dice que sin trama el lector se aburre. Aparte, una vez has leído 300 novelas fragmentadas, el exotismo es Ana Karenina. ¿Por qué si no las primeras 80 páginas de Nocilla Lab son solo dos párrafos?



Me encantan esos críticos.

LIU dijo...

Borraría "disrupción", "spoilers" y "storytelling". Por lo demás, muy bueno!
(buenos días)

Ibrahim B. dijo...

Caramba. Vaya concatenación de errores (míos). Es verdad que disrupción no existe (aún) en español, ¿pero cómo se traduce spoiler y storytelling?

Buenos días,

carlos maiques dijo...

Tentativas humorísticas para dos palabras pendientes de revisión o adaptación.

Spoiler:Evisceración argumental. Ruina,arruinamiento. Malos datos que caminan. Viaje en el tiempo.

Storytelling: El cuento de siempre acabar. En busca del desenlace. El elefante que pensaba en el marco.

Oche Zamora dijo...

Apenas llevo un par de semanas en Facebook y he visto pocos destellos de creatividad. Ciertamente las páginas del tipo que has comentado detectan situaciones cotidianas, hábitos o derivas que llevadas a la escritura te hacen sonreír y más cuando de lo que se trata es de que hay gente que es fan de, por ejemplo, "señoras que bailan juntas en las bodas". De hecho lo que más gracia hace es que la peña sea seguidora de eso. Tan afterpop, diría, como Vilas siendo seguidor de Paulina Rubio.

Matzerath dijo...

No me refiero a fragmentar la narración, sino a fragmentar el texto.

Anónimo dijo...

¿Qué es el maximalismo norteamericano?

Ibrahim B. dijo...

http://www.letraslibres.com/index.php?art=14072

Puedes echarle un ojo a la noción de realismo histérico.

Saludos,

luna dijo...

Críticos que guardan un as semiótico en la manga.

luna dijo...

Críticos enamorados que piensan "hermenéutica eres tú".

luna dijo...

Críticos que no hacen el amor, lo deconstruyen.




(Y ya me voy a seguir haciendo mis cosas).

Ibrahim B. dijo...

A partir de ahora publicaremos primero tus comentarios, y como nota a pie irán los ensayos tradicionales de este blog. Reflexionaremos sobre ello en la próxima reunión.

Anónimo dijo...

saer era un escritor argentino que vivió en francia, y cuando venía de paseo a su pueblo se sentaba en los bares sólo a realizar sus anotaciones sobre lo que decía los parroquianos. Toda esa telurica está en sus textos.

luna dijo...

Críticos que comienzan sus charlas sobre literatura femenina contemporánea hablando de Safo.

Alvy Singer dijo...

A modo de LOCURÓN, yo propongo:

Semiólogos que te llevan a la cama con fragmentos del Werther de Goethe.

Física cuántica eres tú.

Señoras que leen a Valente post coitum.

Señores de pelo blanco de vida interior desordenada y tendencia a decir cosas raras sobre el Lenguaje.

Alemanes que sufren el pesar de la existencia como nadie en Toda Europa.

Alvy Singer dijo...

Poetas que hablan de cuadros rusos porque no les daba para ir al MOMA de Nueva York.

Lectoras de Schwob que son Madres Responsables.

Críticos culturales que dicen No a John Cage y Sí a Shakira.

Críticos literarios cuyo sueldo son latas de berberechos.

Críticos literarios que reseñan latas de berberechos.

Toreros que leen a Roland Barthes.

Toreros que leen a Balzac.

Toreros que leyeron a Heidegger (y fallecieron).

Críticos literarios que fueron Toreros.

Semiólogos que nunca superaron el Primer Amor.

Semiólogos que quieren ser Roland Barthes por el sexo, las drogas y la muerte del Autor.

Críticos culturales que estornudan con cuarenta notas al pie.

Críticos culturales cuyas gripes tienen bibliografía selecta.

Críticos culturales que quieren tener un millón de libros y así más fuerte poder citar.

Críticos culturales que LEEN a Jameson.

Críticos culturales que BEBEN Jameson.

Ibrahim B. dijo...

Uno de los puntos debería haber mencionado en el microensayo es la inclinación actual de solapamiento entre las dos funciones que han tenido las páginas de Facebook (identidad y creatividad anárquica), lo cual nos conduciría, tras el clímax de las señoras (perdón perdón), a este tipo de clubs de fans solo para Homo Academicus.

Maravillosas propuestas.

Le doy la matrícula a la hermenéutica eres tú y a los alemanes que sufren el pesar de la existencia como nadie en Toda Europa.

luna dijo...

Notas a pie que precisan de Fungusol.

Ibrahim B. dijo...

Hahahaha

Alvy Singer dijo...

Críticos culturales cuyos entierros son cursos de doctorado.

Críticos culturales que almuerzan Canon Occidental.

Críticos culturales que leen Loka sin motivación sociológica.

Críticos culturales que van a terapia sufriendo de Neurosis Post-Teórica.

Críticos culturales a los que Terry Eagleton no invitó a su fiesta de cumpleaños.

Anónimo dijo...

Como lo que los pensadores de corto alcance imaginan que es sabiduría suele ser considerado locura por los sufíes, éstos, por contraste, se llaman a sí mismos "los Idiotas"

por una "feliz coincidencia", también la palabra árabe para designar al "santo" (wali) tiene el mismo equivalente numérico que la palabra "Idiota" (balid).

así pues, tenemos un doble motivo para considerar a los sufíes como a grandes personas o como a nuestros propios Idiotas.

muchos sabios y artistas de occidente se nutrieron del conocimiento sufi: bacon, shakespeare, lulio... entre los contemporáneos, borges reconoció
públicamente la influencia sufi en algunas de sus obras.

también cabe destacar notables coincidencias con las enseñanzas platónicas y pitagóricas.

obras trovadorescas como "la canción de rolando", así como las obras de homero, surgen coincidentemente con el contacto de
estas culturas con la españa musulmana.

de sus muchos y notables exponentes, digamos que los más conocidos son: omar kahyyam -persa del siglo XI; el afgano, rumi, del siglo XIII; ibn el arabi, español del siglo XIII; el ghazzali, persa del siglo XII, todos ellos siguen vigentes en la actualidad.

han sido y son inspiradores
de muchos filósofos, científicos
y artistas occidentales.

sufi es una palabra breve que
contiene en sí un universo de
enseñanzas y una larga transmisión
de conocimiento.

Anónimo dijo...

Al último anónimo: por tu comentario solo puedo ponerte un sufi. Pero progresas adecuada mente (y cuerpo, etéreo, claro: e decí que e ecucha po la do oreja).

A los demás: cómo me habría gustado haber sido como vosotros de jovencito, así de listo, así de ingenioso, así de leído, así métrico, así mismo, así rejé dejé, asi lipú, así ático, asidonense (natural de Asido, hoy Medinasdonia), así duo, así bilante (así volente, así valente, así violante), asilvestrado, asinino (=asnino), así rio (así montes, así regatos pequenos, así vista dos meus olhos...), asi stólico, as...
Y tener un grupo de facebook y por la cara decir cosas tan cool. Os admiro, no es una coña.
Buen finde, que decís vosotros.

luna dijo...

Anónimos que dicen cosas buenas.


Fan.

La pequeña Delirio dijo...

"Críticos culturales a los que Terry Eagleton no invitó a su fiesta de cumpleaños"... conozco a alguno ;)