Páginas

domingo, 3 de febrero de 2008

Humor en el Ulises

—Mr. Dedalus
Corre tras de mí. Más cartas no, espero.
—Un momento.
—Sí, señor, dijo Stephen, volviéndose en la cancela.
Mr. Deasy se detuvo, respirando fuerte y tragándose el aliento.
—Sólo quería decirle, dijo. Irlanda, se dice, tiene a honra ser el único país que no persiguió nunca a los judíos. ¿Sabe usted eso? No. ¿Y sabe por qué?
Puso mala cara severamente al aire brillante.
—¿Por qué, señor? Preguntó Stephen empezando a sonreír.
—Porque nunca los dejó entrar, dijo Mr. Deasy solemnemente.”