Páginas

sábado, 15 de marzo de 2008

Leed Subterráneos, ¡cabrones!

(O también, ¿en qué demonios piensan los escritores cuando lo que se proponen es escribir de un modo distinto?)

A continuación les presento un interesante extracto del cuento El prisionero, perteneciente al libro Subterráneos, de Vicente Luis Mora; libro que, exagerando tal vez un poco, debiera vocearse desde la Plaza del Vaticano el próximo jueves y viernes santo. El extracto apela a lo que piensan del otro un par de escritores. Welcome to the really hipocresía literaria:
Ambos ven estúpido el modo de proceder del otro. Eso explica, piensan, ciertas cosas. Quizá esta es la razón, se dicen muy por lo bajo, de que, secretamente, jamás se lo diría, siempre haya algo sustancial que hace que esté en desacuerdo con cada libro que publica. Ahora me pregunto, se dicen, dejando pasear la punta de la pluma por el papel como si ya estuvieran escribiendo, por qué le tengo que decir, libro tras libro, que está bien cada cosa que escribe, cuando en realidad no me parece bien escrito, ya que su procedimiento es incorrecto: de otro modo, yo mismo lo utilizaría.

3 comentarios:

Wilco dijo...

Yeah

en tierra de nadie dijo...

show always go on.

Hipocresía literaria, social, personal, blogera (esa es otra: en los blogs se reproducen los comportamientos sociales, shit!).

Una plaga que tiende a infinito.

bss

ETDN

pd.- Periodismo en la Complutense; pocos recuerdos buenos, prolongación del instituto y poco más.

Ibrahím Berlín dijo...

Aunque se me ha olvidado reseñarlo originariamente, cabe destacar también la lógica aplastante de este texto, ¿no?

ETDN: estudiar periodismo en la complutense es una experiencia que curte. Si consigues salir de la facultad al cabo de 5 años con un mínimo de autoestima es que has superado la prueba. De eso se trata.

Yo me gano el respeto ahí dentro a mi manera: el otro día me echaron de una clase de Estructura de la Comunicación por leer a Mercedes Cebrián. Hay que tomárselo con humor.

Abrazos.