Páginas

domingo, 14 de octubre de 2007

Ser infiel es cosa de valientes


3 comentarios:

R. Aguirre dijo...

Ser infiel es de infieles... y de "camiones" nada hay de valiente en ello... pienso.

Ibrahím Berlín dijo...

Pero hombre! Si solo se trataba de una invitación para que "mis lectores" dejen a "su marca" (su escritor favorito, o sea)en favor de Ibrahím B. Discurso publicitario, y toda esa mierda que nos envuelve... Y, sobre todo, poesía visual. Nada de recitales.

En breves publicaré un relato cubista (descompuesto a la manera de los cubistas) sobre la infidelidad, el ego hipertrofiado y la sociedad de consumo. Estad atentos.

Un abrazo, mon ami.

me importa un pito dijo...

Me ha encantado. Muy nicanorparra y, por otra parte, muy martesytrece con aquéllo de señora, le cambio tres paquetes de Gabriel por el suyo... Ni hablar. Pero si es lo mismo! Ya, pero no es igual.
Yo voy a ser infiel. Me llevo los tres paquetes de Ibrahím.